La repoblación de especies

 

Como casi siempre La Comunidad Gallega se anticipa a todos en el sector pesquero e intenta dar soluciones inteligentes al mismo, bastante depauperado actualmente. Galicia será la primera comunidad en Europa en disponer de viveros de especies pesqueras autóctonas que serán utilizadas para la repoblación de pesquerías que padecen un importante descenso por sobre pesca o accidentes marinos.

 

La Consellería de Pesca negocia en la actualidad y podría cerrar en cuestión de semanas, según informó recientemente, un acuerdo con el sector acuícola gallego para la repoblación del mar con alevines de especies marinas comerciales, lo que ha creado las lógicas expectativas en el mundo de la pesca.

 

Este es, probablemente, el camino más indicado y rápido, según los acuicultores, para la recuperación de stocks en pesquerías como las del rodaballo, el besugo, la lubina o el abadejo, cuya cría y desarrollo en cautividad garantiza la pervivencia futura de un importante segmento de la flota pesquera de Galicia.

 

La sobre pesca en especies de interés comercial produce fluctuaciones que no permiten a las empresas pesqueras programar adecuadamente su actividad. Esta situación actual obliga, asimismo, a las frecuentes y no deseadas oscilaciones incontroladas de los precios.

 

Además, contrasta con los adelantos que se realizan en acuicultura con la cría en cautividad de especies con las que comienzan a lograr reproducciones muy controladas en piscinas. Los alevines pasan posteriormente a centros de cultivo en las que alcanzan tallas que permitirían su liberación.