Migraciones

 

Top Fishing Websites at TopFishingSites.Com

 

 

Migraciones Mediterráneas

Los atunes rojos son peces pelágicos migradores que nadan en pequeños o grandes bancos cerca de la superficie, buscando aguas con una temperatura superior a los 10º C. En la proximidad de la freza, en junio, abandonan el atlántico para introducirse en el Mediterráneo y cerrar el ciclo reproductivo.

El atún rojo habita todos los mares cálidos y templados del mundo, Entre otras, su distribución abarca el Mediterráneo, áreas bien delimitadas del mar Tirreno, el de Liguria y Grecia y el mar balea, pero no se conocen capturas del mar Negro. Asimismo, se le encuentra desde el norte de Noruega, pasando por las Azores y todo el Atlántico central, hasta Cabo Verde. Mediante marcado y re captura, se establece modernamente la unicidad del stock a ambos lados de océano para dicha especie.

El término "pelágico" se aplica al conjunto de organismos propios de alta mar, es decir, desligados del fondo marino, que viven continuamente nadando entre dos aguas. Estos organismos abarcan desde los mas pequeños y débiles como el Plancton, sin autonomía para desplazarse y vencer las grandes corrientes, hasta especies de gran tamaño, capaces de resistir los movimientos del agua y recorrer incluso grandes distancias.

 

 

 

Podemos subdividir el mundo pelágico en varias zonas, que a su vez, caracterizan a los seres que las habitan. Así horizontalmente se considera la provincia nerítica la zona que se halla sobre un fondo marino nunca superior a 200 m, es decir, aquella que cubre la plataforma continental hasta el borde o cantil. Luego esta da paso al talud y a la provincia oceánica o alta mar, propiamente dicha, sobre profundidades superiores a 200 m, que se subdivide a partir de la luz en epipelágica y batipelágica .La primera recibe mayor penetración de la luz solar que la segunda; ambas están separadas por una zona de iluminación incierta llamada mesopelágica.

De acuerdo con esta estructuración. los peces pelágicos son aquellos que habitan la provincia oceánica, concretamente en las sub-zonas epipelágicas o mesopelágicas .Estos grandes nadadores, capaces de realizar desplazamientos importantes de masa .incluyen varias especies y grupos diferentes que viven, por definición, siempre separados del fondo.

 

UN DEPREDADOR VORAZ

 

Los atunes son peces oceánicos epipelágicos o, incluso mejor dicho epimesopelágicos, que se mueven en grandes o pequeños grupos por una banda de temperatura siempre superior a los 10ªC y que producen al menos 2 migraciones anuales, la reproductiva y la trófica. El número de huevos de cada puesta no es conocido, pero sí su tamaño, que oscila entre 1 y 1,2 mm. Las larvas eclosionan a los 2 días, continuando su vida pelágica creciendo hasta los 4 mm de talla. La maduración de los alevines dura al menos todo un año, hasta que los ejemplares jóvenes de 1 a 3 años emigran saliendo del Mediterráneo hasta las aguas del sur de Inglaterra. Después de la freza, los hambrientos adultos parten inmediatamente en busca de alimento hacia las costas de Noruega y no abandonan el norte de Europa hasta agosto - septiembre, cuando ya se encuentran en las inmediaciones de las Azores.

Los atunes son depredadores de los peces gregarios de alta mar que con ayuda de los peines branquiales tamizan los alevines de Sardina, Anchoa y Arenque. Grandes grupos de túnidos baten furiosamente el mar para comer en superficie y también, en ocasiones, se sumergen a cierta profundidad alimentándose de Brótolas y Gallinetas. Estos depredadores necesitan comer mucho en su periodo inter-reproductór, así un ejemplar de 2 metros necesita comer 60 kg. diarios, para lo que recorrerá si es preciso, 100 km. para satisfacer su apetito.

 

 


VIAJES CÍCLICOS

 

Un ciclo migratorio se caracteriza por un desplazamiento constante, influenciado por los cambios estacionáles, la puesta en funcionamiento de todos estos detalles influirá positivamente en cualquier estrategia de pesca que nos propongamos. El conocimiento de la biología de una determinada especie y las posibilidades reproductivas nos informarán sobre la posibilidad de regeneración de los stocks.

La migración es 1 fenómeno de desplazamiento que da lugar a un cambio de hábitat ,que obedece a la necesidad de satisfacción de determinadas exigencias biológicas destinadas, en último término y como objetivo prioritario, a la conservación de la especie. Dejando de lado a las aves, en ningún otro caso los movimientos migratorios se dan con características tan especiales, por su magnitud y las dificultades que entraña el comprender sus mecanismos, como en los desplazamientos de los peces.

Los atunes viven durante el invierno en aguas atlánticas, en zonas de determinada temperatura, ya que son peces estenotérmos, es decir, que no soportan grandes cambios de temperatura. Como es natural, la repartición de estos varia en función de los cambios externos.

 

 

FREZA Y RETORNO

 

La corriente de salida del Mediterráneo, con su aguas más calientes, actua como llamada .Llegado el mes de marzo y, dependiendo de las variaciones de la temperatura del agua, comienza a acelerarse su ciclo vital y se inicia la elaboración de los productos sexuales, próxima la época de la puesta.

La actividad general se incrementa y el Atún necesita aguas más calientes para vivir su nueva etapa. Esta temperatura deseada se halla en el golfo de Cádiz donde, atraídos por su valor térmico, un número elevadísimo de ejemplares se reúnen en esta zona, dando lugar a las llamadas "concentraciones genésicas" y al inicio del viaje nupcial.

 

 

Durante esta etapa, dominados por el instinto de reproducción, los Atunes no tienen otra preocupación que la de alcanzar su lugar de puesta. Sin embargo, así como otros peces cuando inician su emigración de puesta dejan de alimentarse totalmente, no ocurre así con el Atún, que sigue comiendo aunque no se desvía de su camino y sólo ingiere lo que encuentra en su ruta determinada. Es lo que se conoce por "emigración del derecho".

Llegados a su lugar de puesta, que se caracteriza por una temperatura elevada y escasa salinidad, los Atunes se disponen para la reproducción. Las dos orillas del golfo de Cádiz, Barbate y la costa marroquí para los atunes atlánticos, y las costas de Baleares, Sicilia, Cerdeña y Túnez para los mediterráneos, quedan sembradas de huevas de forma paulatina, ya que los productos sexuales no maduran todos al mismo tiempo.

 

http://www.elmundo.es/elmundo/2005/graficos/nov/s4/atun_ruta.html

En este link lo podéis ver en flash

 

Esta puesta se inicia por el mes de junio. En este corto período de tiempo dejan de alimentarse de forma absoluta, perdiendo hasta el 35% de su peso original. Una vez terminado este proceso, los túnidos se dispersan y vuelven de nuevo al océano libre, apartándose de las costas y produciendo la llamada "emigración del revés".

El desplazamiento de retorno se extiende desde mediados de junio hasta julio y agosto para los más rezagados. El comportamiento es muy diferente; si bien los que van de ida pueden aceptar un engaño en su camino, los que emprenden la vuelta se dispersan y buscan el alimento allí donde pudiera estar, atacando cualquier engaño apetitoso e ingiriendo con voracidad para recuperar fuerzas.

 

MADURACIÓN SEXUAL

 

Los huevos son flotantes y quedan a merced de las corrientes que penetran por Gibraltar hasta el interior del Mediterráneo, especialmente hasta las costas marroquíes, donde encuentran las mejores condiciones para su desarrollo. Permanecen ahí hasta la primavera siguiente, habiéndose pescado en Mayo, en los alrededores de las islas Chafarínas, ejemplares de 1 kg. de peso, lo que atestigua su corta edad.

A partir de ese momento se unen a los adultos, regresando al Atlántico en espera de alcanzar su madurez sexual y, llegado el momento, contribuir en las migraciones reproductoras.

Suelen desplazarse en grupos mixtos y mezclados con otros pelágicos, especialmente los ejemplares más jóvenes. Entre los 4 y 5 años ya han desarrollado suficientemente su aspecto sexual y tienen un peso de entre 15-27 kg y una talla que alcanza el metro.

Vemos, pues, que en el stock hay animales de todas las edades y que el Mediterráneo actúa como "guardería" de los jóvenes durante el primer año de vida, que alcanza sobre los 15 años como máximo de media. Las tallas mayores oscilan sobre los 300 kg. y los 2,60 m. De longitud total, aunque en ejemplares erráticos pueden superarse estos registros.

En cuanto a su interés para la pesca distinguiremos 2 clases de atunes: los erráticos, individuos aislados y de gran tamaño, y los reproductores, correspondientes a las grandes concentraciones genésicas. De ahí se desprende la idea de que existen ejemplares sedentarios y otros viajeros.

Pero para el pescador quedan muchas incógnitas planteadas, como por ejemplo: ¿ cómo se efectúa la selección entre sedentarios y reproductores? ¿ acaso los sedentarios no son también reproductores?¿ se trata de una cuestión de características externas y debidas al medio, o bien en función de determinantes internos por edad, ciclo reproductivo, etc.