El Mejillón

 

Top Fishing Websites at TopFishingSites.Com

 

 

Existen en nuestras aguas dos tipos de mejillones bien diferenciados los mejillones, (Mytilus edulis) mejillón del Atlántico y Cantábrico, que al estar aclimatados a aguas más frías los podemos consumir durante todo el año, y el otro mejillón del Mediterráneo o mejillón rubio (Mytilus galloprovincialis) variedad más pequeña en tamaño pero mucho más sabrosa que la anterior, solamente disponibles en cuatro o cinco meses del año, se consumen en grandes cantidades y se preparan o aderezan de muchas maneras, todas ellas igualmente apreciadas por los gastrónomos, por lo que intervienen en muchas recetas de nuestra cocina, además, de constituir otro ingrediente indispensable para un buen aperitivo.

 

 

El ciclo reproductor del mejillón es muy amplio, ya que dura siete meses, son organismos unisexuales, es decir, existen individuos machos e individuos hembras. El número de huevos es muy elevado y cada hembra deposita entre 600.000 y un millón de ellos, su temporada de incubación es variable, dependiendo de la temperatura: se acorta con las altas, y por el contrario, se alarga con las temperaturas bajas, sin embargo, en promedio dura de una a dos semanas, al cabo de las cuales nace una larva que nada durante 20 días y empieza a segregar una concha transparente y rudimentaria, en ese momento se fija sobre las rocas o en cualquier otro objeto que encuentre sumergido, la fijación la realiza mediante unos filamentos adhesivos llamados bisos o barbas, formados por proteínas y segregados por una glándula especial.