Luminiscencia

 

Top Fishing Websites at TopFishingSites.Com

 

 

Con respecto a la luminiscencia se podría generalizar que la misma no se presenta en los peces de agua dulce pero si en los de agua salada y más precisamente en algunas especies que medran las medias aguas y los fondos arenosos. Además que la misma presentará inequívocamente colores azul o verde.

De acuerdo a estudios realizados, la luminiscencia sirve a los peces para reconocer a su propia especie y por ende a sus parejas y a ciertas especies les sirve como señuelo para atraer a sus presas.

La luminiscencia es provocada por dos factores:

  1. La presencia de bacterias que viven en los peces. La luminiscencia provocada por las bacterias que están presentes en peces que habitan los fondos arenosos y en zonas de profundidad considerable.

2- Los llamados fotóforos, que son células propias de los peces.

Cuando la luminiscencia es provocada por si misma, se dice que resulta de la acción de los fotóforos que se encuentran en los tejidos del pez o en su defecto, es provocada por una secreción luminosa. Este tipo de luminiscencia se encuentra en peces como el pez Linterna (Gonichthys) y la Raya eléctrica (Benthobatis Moresby).

 

 

Gran parte de los organismos marinos producen luz. En aguas costeras pocos profundas, sobre todo en zonas mesopelágicas, existe gran cantidad de animales luminiscentes

Las luciérnagas son probablemente el ejemplo más familiar de animales capaces de producir luz, pero esta propiedad conocida como bioluminiscencia, está mucho más extendida entre los organismos marinos.

En aguas costeras poco profundas, las bacterias, los dinoflagelados, medusas, ctenóforos, crustáceos, ofiuras y peces, engrosan la lista de animales luminiscentes si bien no son sino una pequeña parte del total de la fauna que habita en las aguas poco profundas.

 

 

Por otro lado, en la zona mesopelágica del océano (200 1000m) del 7080% de las medusas, ctenóforos, gambas, calamares y peces son luminiscentes. La fuente de luz de estos animales luminiscentes puéden ser bacterias asociadas que viven en el interior de estos organismos, o células especializadas llamadas fotocitos, dentro de las cuales se produce luz. Estos fotocitos pueden distribuirse por varias zonas del cuerpo o dentro de órganos complejos llamados fotóforos, que están provistos de varias estructuras accesorias como diafragmas, reflectores y lentes.

 

 

Estos animales luminiscentes pueden emitir la luz en forma de relámpago o como un haz controlado según la misión específica de la luminiscencia. Esta luminiscencia puede tener varias funciones, pero se cree que la más común y extendida es la de evitar a sus depredadores