Langostinos

 

El langostino es un crustáceo alargado delicioso que se encuentra en casi todos los mares del planeta. En España es muy apreciado como plato único, especialmente utilizado en momentos especiales como la celebración de algún tipo de festividad. Sin embargo, también se puede utilizar en ensaladas, pastas e incluso en muchos platos, como la paella de mariscos, la zarzuela de pescado, etc.. Ahora viene la inevitable comparación, donde se crían los más buenos, bien voy a contarles mi experiencia al respecto, por mi anterior actividad profesional viaje durante una década y puedo presumir de haber degustado langostinos frescos en muchos países, para hacer honor a la verdad nunca comí langostinos que no fueran sabrosos, pero, no se porque motivo donde comí los más langostinos más exquisitos y en repetidas ocasiones, fue en Melilla, los llaman langostinos de la Mar Chica.

 

Vista aérea de la Mar chica y desde Nador

 

 La Mar Chica es una laguna que a veces se cierra la bocana por donde entra el agua, y son a mi gusto los mejores que he comido. Allí dicen que el langostino es como el percebe hay que comerlos los meses que llevan la letra R, no sé si esto tiene algo que ver o no, o la preparación de los mismos, pero son los mejores que he comido en tamaño y sabor. Ánimo y a probarlos.


 

 


El langostino es muy nutritivo sobre todo en vitaminas y minerales. En cuanto a vitaminas podemos destacar las vitaminas B1, B2, B6 y D y en cuanto a minerales nos aporta fósforo, calcio y yodo.

Respecto a la distribución de sus nutrientes por 100 gramos posee 21 gramos de proteínas y 0,9 gramos de grasas.

El langostino conviene ingerirlo fresco porque mantienen mejor sus propiedades nutritivas y sabor que los congelados.