La globalización

 

 

Hace unos días me acerqué a una gran superficie cercana a mi que dispone de un buen departamento de venta de pescado, iba con la intención de comprar un poco de pescado, cual fue mi sorpresa cuando tras ver el mostrador con la exposición de todas aquellas variedades a la venta, pude comprobar con gran asombro de que países procedían las mismas.

 

Por ejemplo:

 

Almeja babosa de Italia

 

Bacalao fresco de noruega

 

Puntilla de  India

 

Merluza de  Namibia

 

Langostino de Argentina

 

Gamba blanca de Ecuador

 

Choco pequeño de Marruecos

 

Sepia de India

 

Cigalas de Escocia

 

Centolla de Francia

 

La sardina, el boquerón, chirla, mejillón, pulpo, abadejo y la morralla para caldo eran las únicas especies pescadas en España.

Pueden hacerse una idea salí hacia la calle algo confuso, sorprendido a la vez de cómo está evolucionando el mercado del pescado a nivel mundial.

Tras reflexionar caminando hacia mi casa llegué a la conclusión que lo de la globalización no es un invento de los gurús de la economía, es tan cierto como que ha llegado al mercado del pescado, a las pruebas me remito.