Las Cetáreas

 

Con el fin de poder atender la demanda de mariscos, crustáceos y bivalvos que demandan los mercados actuales, hace bastantes años empezaron a proliferar en el norte de España las cetáreas.

 

 

 

Una cetárea no es más que un vivero donde se mantiene viva la especie para la que está destinada, manteniendo una circulación constante de agua con el fin de mantener oxigenada el agua, con la temperatura idónea, intentando simular al máximo el hábitat de la especie que se pretende mantener en cautividad, previo envío al mercado para su posterior consumo con las máximas garantías de calidad.